Tekmol vs la Gallardia; la batalla ha comenzado

Lo sucedido ayer en el Congreso del Estado a más de uno le saco una carcajada, ver el enojo de la Diputada perredista Graciela Gaitán quien aprovecho la tribuna para decirle al Tekmol: “Es usted un mentiroso, un farsante, un diputado que tiene los pantalones de adorno”, mientras la panista Xitlálic Sánchez con cara de sorpresa, y una sonrisa de burla observó a José Luis Romero con un “Uuuuuuuuuu”, el espectáculo realmente no tiene precio.

Lo cierto es que ayer en  la sesión del Pleno del Congreso, observamos lo que verdaderamente sucede en el interior de los partidos políticos de nuestro Estado.

Un PRD – perdón dijimos lo que realmente sucede – una Gallardía disciplinada y unida, un PAN autista y mediocre, y un PRI dividido y con muchas ganas devorarse, pero entre ellos.

El pleito inicio con la discusión de los “asuntos generales”,  cuando el priísta José Luis Romero Calzada subió a tribuna para denunciar a un tal René a quién señaló como “blanqueador de las cuentas de los Gallardo y ex empleado de Soledad”, mientras el desfachatado Legislador y ahora nuevo Coordinador Metropolitano del PRI, daba sus motivos para sospechar del presunto “blanqueador”, los WhatsApp de los gallardistas comenzaron a arder,  Lupe al mando (por lo menos así se observaba) texteaba al 1000 por ciento, mientras Chela, Desfassiux y Dulcelina atendían su móvil sin parpadear.

Todos sabemos que en la “Gallardía” cuando tocan al Rey o al Hijo del Rey, se ponen como “hienas” el motivo no importa, tengan o no tengan razón, se trate de Sandra Sánchez Ruiz, o de las Clínicas “Chong”, o del proceso de la PGR que llevan sobre las espaldas, los Legisladores del PRD brincan y defienden al “Jefe”, como quisiera el pobre de Carreras que lo defendieran así a él.

Y es que los priístas les importo tan poco que ofendieran al primer mandatario del Estado y Jefe moral de su partido que se fueron de la sesión, dejando al loco Romero Calzada sólo y su alma, peleando contra los fúricos amarillos, el único que trato de ayudarlo fue Jano Segovia, que flaco favor le hizo al Tekmol, pues el pobre hombre del altiplano no puede articular tres ideas claras en sus discursos; la otra que decidió quedarse fue Esther Angélica quién desesperada pedía que ya se acabará la discusión, tanta prisa llevaba que casi se rompe la bocotá por no estar en su curul, con bolsa en mano un tropezón la hizo ver lo que le sucedería si no defendía a su Jefe, ¡aguas Esther! eso se llama Karma.

Los del PAN, bueno hasta mí me dan flojera, sólo les diré que el PAN se resume en la actitud mostrada por su legislador Mariano Niño, todo el pleito fue visto desde su curul como si estuviera en el cine, desparramado en el elegante sillón negro, y cuando llegó el momento de votar para que se investigue al tal René, el diputado que creen… SE ABSTUVO ni más ni menos, el PAN en su máxima expresión… ósea de HUEVA
Al final los Gallarditas se fueron de la sesión, coléricos y frustrados pero unidos,  los priístas dejaron a un loco Tekmol que gritaba “HOY DESPLUME 4 POLLITOS”,  y los del PAN… bueno esos del PAN ni cuentan.

HASTA LA PRÓXIMA