Hijo del Ojos opera banda desde cárcel

Apesar de que Miguel Ángel Pérez Ramírez El Mickey  —hijo del extinto líder del Cártel de Tláhuac— fue capturado el pasado 18 de mayo en Acapulco, acusado de homicidio, su grupo criminal sigue activo.

De acuerdo con fuentes del Gobierno de la Ciudad de México, la organización delictiva que se hace llamar Los Mikis está integrada por jóvenes armados de entre 18 y 25 años de Tláhuac, Iztapalapa y Xochimilco que se dedican al narcomenudeo de mariguana y cocaína.

El hijo de Felipe de Jesús Pérez Luna El Ojos, quien murió el 20 de julio en un operativo de la Marina, ingresó  el pasado 25 de mayo al Reclusorio Oriente, señalado de asesinar al comandante del Estado de México Felipe Carmona Dávila, el 24 de febrero de 2016, en Iztapalapa.

Fuentes del gobierno capitalino indican que Los Mikis, se exhiben armados en redes sociales y que algunos de ellos aparentan ser mototaxistas.

Investigaciones de las autoridades locales indican que  uno de sus principales puntos de expendio de droga es una fonda de comida colombiana en Avenida de las Torres y calle La Mora, en San Lorenzo Tezonco, Iztapalapa, donde los fines de semana aumentan sus actividades a la sombra del tianguis que se instala en la zona.

Pérez Ramírez se encuentra en el área conocida como Diamante, del Reclusorio Oriente, destinada a los presos de alta peligrosidad. Hasta el momento no le ha sido dictada la sentencia.

Su hermano Felipe Pérez Ramírez Felipillo o El Pelón  es buscado por homicidio.