Padre recibe con abrazo a soldado que lloró por su familia

El encuentro fue realizado en la iglesia principal de Jojutla, donde ambos hombres intercambiaron un abrazo

México.- El soldado Moctezuma Luis Hernández se reunió esta tarde con Marco Gil, esposo y padre de las mujeres que el militar intentó salvar con vida y de las que finalmente recuperó sus cuerpos.
El encuentro fue realizado en la iglesia principal de Jojutla, donde ambos hombres intercambiaron un abrazo.

El fotógrafo y profesor de la UVM volvió a agradecer al militar por haber sacado los cuerpos de su esposa e hija.

Marco Gil llegó al encuentro acompañado por su pequeño hijo.
“Es para que las personas vean que no andamos robando cosas, nuestro trabajo es ayudar al país y para acabar con la mala imagen que tiene el ejército”, dijo el soldado que será recordado por su calidez humana.

El pasado 22 de septiembre, Marco Gil publicó una carta en la que agradeció al militar por el intento de sacar a su esposa e hija con vida.
Gil agradece al elemento de las Fuerzas Armadas porque “sin saberlo me regalaste la oportunidad de despedirme de mi esposa e hija, gracias por que sin dudarlo arriésgate tu vida bajo los escombros y junto con los demás diste hasta el último esfuerzo para rescatarle”.
El día de hoy EL UNIVERSAL publicó que el 19 de septiembre, en medio de una polvareda surgió un soldado con Sara Sofia en los brazos y la gente aplaudió porque pensó que estaba viva, pero cuando fue cargada por su padre el rostro dibujó la desgracia.

¡SÍ SE PUDO! AL FIN ESTRECHARÁ LA MANO AL VALIENTE SOLDADO SE ANUNCIÓ

Marco Gil Vela, quien se volvió conocido por publicar una fotografía del soldado que intentó salvar a su esposa e hija, dijo que esta tarde conocería al militar que le permitió despedirse de sus seres queridos.
En su cuenta de Facebook agradeció a todos los que le permitieron conocer al soldado.
El fotógrafo mencionó que el encuentro se llevaría a cabo esta tarde en la iglesia de Jojutla.

El pasado 22 de septiembre, Marco Gil publicó una carta en la que agradeció al militar por el intento de sacar a su esposa e hija.
Gil agradece al elemento de las Fuerzas Armadas porque “sin saberlo me regalaste la oportunidad de despedirme de mi esposa e hija, gracias por que sin dudarlo arriésgate tu vida bajo los escombros y junto con los demás diste hasta el último esfuerzo para rescatarle”.
El día de hoy EL UNIVERSAL publicó que aquel 19 de septiembre, en medio de una polvareda surgió un soldado con Sara Sofia en los brazos y la gente aplaudió porque pensó que estaba viva, pero cuando fue cargada por su padre el rostro dibujó la desgracia.

EL SOLDADO
Moctezuma Luis Hernández tiene siete meses en el Ejército Mexicano. Llegó del Istmo de Tehuantepec, Oaxaca, donde su familia sintió el sismo del 7 de septiembre.

La casa de su familia se vino abajo con el sismo de 8.2 que tuvo su epicentro en Chiapas, pero por fortuna ninguno de ellos, inlcuida su esposa de 25 años y su hija de 2, resultaron lesionados.
Hernández es un joven alto, moreno, ojos oscuros y complexión media y un poco reacio para hablar.
Su persona se hizo emblemática cuando su rostro circuló por todo el país bañado en lágrimas con un rictus de dolor durante las labores de rescate tras el sismo de 7.1 con epicentro en Axochiapan que devastó, entre otras ciudades, a Jojutla.

Pero las piernas no le respondieron, el esfuerzo y la impresión le impedían a Hernández dar un paso.
Tuvo que ser empujado para salir y una vez afuera de los escombros no pudo evitar el llanto ni el rictus de dolor; la bebé ya no respiraba.
Moctezuma es hijo de un militar, quien le inculcó respeto y amor al uniforme, el gusto por la milicia lo desarrolló con el tiempo.
Con tan sólo 20 años se enroló y a esa edad ya era padre de una pequeña de un año a quien dejó en su natal Oaxaca con su esposa. Su casa resistió el primer sismo pero el temblor del sábado y otros tres sismos siguientes en el Istmo terminaron por derrumbarla.
Por ahora la familia de Hernández duerme en el patio de lo que fue su casa en tanto él permanece en Jojutla, donde se ubica la base, en las labores de remoción de escombros.