Asesinan a estudiante y la meten a un clóset

Lo último que supieron de su paradero fue que se vería con su novio, fue encontrada dentro de un departamento.

Lo último que los padres de Anayetzin Damaris supieron de ella fue que iba a verse con su novio.

La joven de 26 años de edad vivía en Ecatepec y el viernes salió de su casa para dirigirse al encuentro con Omar, de 23.

Por la noche la comunicación fue imposible. El teléfono de Anayetzin mandaba a buzón y la angustia creció entre su madre, María del Consuelo, y su padre, Francisco.

Esa misma noche autoridades del Estado de México y de la Ciudad elaboraron un boletín de búsqueda que se difundió en redes sociales.

La noche del domingo la mujer fue hallada muerta en un departamento de la Colonia Lindavista, en Gustavo A. Madero.

En el inmueble vivía su novio, Omar, quien es el principal sospechoso del crimen, revelaron funcionarios de la Procuraduría capitalina.

De acuerdo con lo asentado en la indagatoria GAM-3/UI-1S/D/2663/10-2017, el cuerpo de Anayetzin estaba dentro de un clóset, envuelto en una cobija.

El padre de Omar fue quien abrió la puerta del domicilio, a petición de la madre de Anayetzin.

“Iniciamos una carpeta de investigación por feminicidio, estamos en espera de la necropsia, pero la inspección ocular nos dice que tenía heridas por arma punzocortante”, señaló ayer el Procurador Edmundo Garrido.

Los primeros peritajes indican que la joven fue asesinada de 16 puñaladas, pero el arma no fue ubicada en el lugar.

Anayetzin trabajaba en una empresa de ingeniería y era fanática del rock y la lectura.

La PGJ rastrea a Omar, quien desde el viernes tampoco ha sido localizado.