Modelo venezolano o norcoreano no es alternativa para México: Meade

San Luis Potosí, SLP. Cualquier político que plantee un regreso al papel del Estado como actor en el manejo del desarrollo económico, cuyas propuestas “suenen entre norcoreanas y venezolanas” no representa la mejor alternativa para que el país crezca en adelante, afirmó José Antonio Meade Kuribreña, secretario de Hacienda y Crédito Público, al hablar ante empresarios de México y el extranjero con intereses en sectores clave de la economía.

“Si oímos a alguien que nos dice que conviene que fijemos los salarios por decreto, que los precios se establezcan por ley; si vemos a alguien que quiere regresar a que sea el Estado el que maneje el desarrollo económico del país; si vemos a alguien cuyas políticas suenen entre norcoreanas, de Alemania del Este o venezolanas, debemos ver esas propuestas con atención porque pareciera que no son la mejor alternativa para crecer hacia adelante”, planteó Meade Kuribreña, al intervenir en la décimo quinta edición del foro México Cumbre de Negocios.

En el mismo panel, y sentado a la derecha del Secretario de Hacienda, el empresario Claudio X. González, presidente de Kimberly Clark, dijo que las opciones que tendrán los votantes mexicanos en 2018, cuando se renovará la presidencia, “son ir para atrás o adelante”.

Contundente, expresó: “Está claro quién representa ir para atrás. Ustedes saben que yo soy de sus amigos favoritos. Daríamos un paso atrás si hubiera la elección de un populista en nuestro país. Yo creo que le vamos a ganar, pero no va a ser fácil porque ese señor tiene lo suyo y ha estado trabajando por 18 años. Y si lo hacemos perder en 2018, lo vamos a ver en 2024, porque así es esta persona, lo conozco bastante bien”, añadió el expresidente del Consejo Mexicano de Hombres de Negocios y quien fue asesor en materia de inversión extranjera del expresidente Carlos Salinas. “Aquí ya no se vale sentarnos para atrás. Ya llegó el momento y tenemos que entrarle duro”, añadió.

Ni el secretario Meade ni el empresario X. González pronunciaron el nombre de Andrés Manuel López Obrador cuando se refirieron al proceso electoral de 2018, aunque la alusión fue bastante clara. X. González es ubicado por el presidente de Morena como un integrante de lo que llama “la mafia del poder”.

En la tercera y última jornada de la Cumbre de Negocios, el panel final tuvo como participantes a Meade, X, González, Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, y Arturo Valenzuela, ex subsecretario de Estado para el Hemisferio Occidental de Estados Unidos. Y el contenido de la discusión no dejaba duda: la elección presidencial del próximo año.

Meade Kuribreña hizo un ejercicio –cuya autoría atribuyó a José Antonio González Anaya, director general de Petróleos Mexicanos—sobre las condiciones que generan crecimiento y desarrollo en un país.

No son necesariamente las condiciones geográficas, la dotación de recursos naturales o el pasado colonial lo único que determina el crecimiento de un país respecto de otros, según el planteamiento hecho por Meade a un auditorio compuesto por directores de empresarios de varios países con intereses en las telecomunicaciones, energía, automotriz, agroindustria o aeronáutica, presentes en el foro.

El mundo ofrece ejemplos interesantes de regiones en las que la diferencia entre las políticas públicas llevadas a la práctica han marcado los distintos grados de desarrollo, dijo.

Su primer ejemplo fue el representado por Corea del Norte y Corea del Sur que, dijo, tenían un nivel de vida similar y hoy el norte tiene un ingreso por habitante de 700 dólares, mientras que el sur 28 mil dólares. No hay, entre los dos, diferencia geográfica, cultural o historia. Lo que hay es diferencia en política pública, apuntó.

Siguió con China y Hong Kong, este último territorio bajo control británico hasta 1997. A pesar de lo mucho que China ha avanzado, la diferencia de ingreso por habitante es muy importante, a pesar de que comparten geografía, historia y cultura. Y, sin embargo, lo que determina cuál avanza más es la política pública, apuntó.

Citó también a Alemania, país que estuvo dividido en Este y Oeste desde la segunda guerra mundial y hasta la unificación después de la caída del Muro de Berlin. La Alemania del Este, apuntó Meade, tuvo mejor educación yu salud y su economía se duplicó desde la división y hasta 1991. Pero la parte occidental, añadió, cuadruplicó el tamaño de su economía. Después de la unificación, ambas han visto crecer su producto por habitante, insistió, como resultado de una buena política pública.

Cerró con lo que llamó los países bolivarianos, que, dijo, eran una sola colonia. Hoy, lo que se ve son diferencia entre ellos, sobre todo si se compara lo que ha pasado en Venezuela, respecto de lo que es Perú, Colombia y Ecuador. “De nuevo, la misma historia: mismas instituciones, mismos anjelos, mismos libertadores y, sin embargo, un desempeño diferente que sólo se explica por las políticas públicas”.

Y, a partir de su enumeración, fue que afirmó ante los empresarios que si oyen “de alguien” que plantee políticas para fijar salarios por decreto o establecer precios por ley y aumentar la participación del Estado en la economía, “vean esas propuestas con atención” porque, consideró, “no son la mejor alternativa para crecer hacia adelante”.

Meade aseguró que las reformas promovidas por el actual gobierno en las áreas de energía, telecomunicaciones, sector financiero y educación constituyen ejemplo de políticas públicas que crean condiciones para el crecimiento y desarrollo del país.

“Tenemos que ganarle todos”

El empresario Claudio X González Laporte, en la alusión a López Obrador, dijo a los asistentes que “en el 2018 le tenemos que ganar todos. Aquí ya no se vale sentarnos para atrás. Ya llegó el momento y tenemos que entrarle duro. Aquí he hablado de quién no (debe ganar). Pero debemos decir quién sí, porque tenemos alternativas viables y las existen”, añadió para acotar: “No se si en este salón está el candidato presidencial del Partido Revolucionario Institucional. Pero sí se que aquí tenemos, y lo puedo decir con mucha convicción, que aquí está uno de los más fuertes”, añadió X González, mientras Meade apuraba una botella de agua.