Atentado deja al menos 23 muertos cerca de Damasco

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH) denunció que al menos 23 personas, entre ellos cuatro niños, fueron asesinados en una serie de ataques aéreos contra Ghouta, como parte de las medidas de las fuerzas del gobierno sirio contra los rebeldes sirios que controlan la zona.
“El número de víctimas mortales podría aumentar aún más debido a que una cantidad de heridos en estado grave”, dijo Rami Abdel Rahman, director del ODDH, un grupo de activistas considerado la voz de la oposición siria en el exterior.

De acuerdo con el grupo, que cuenta con monitores en varias ciudades sirias que reportan a diario el conflicto armado, más de 100 personas han perdido la vida en las últimas dos semanas en Ghouta Oriental por los bombardeos de la aviación siria y ataques armados de las fuerzas sirias.
Los ataques se concentraron en los barrios residenciales controlados por la oposición en los distritos de Douma, Misraba, Ein Tarma, Medeira y Harasta, según reporte de la televisión árabe Al Yazira.
El Observatorio también informó que al menos 34 civiles, inclidos 15 niños, murieron este domingo por ataques de la aviación rusa en una aldea ocupada por el grupo Estado Islámico (EI) en la oriental provincia de Deir Ezzor.
El Ministerio de Defensa de Rusia confirmó que seis bombarderos atacaron.