Fue semifinal, pero América tuvo triste entrada en el Azteca

Comparado con el duelo de cuartos de final, el duelo ante Tigres no convenció a todos los seguidores del América que dejaron el Estadio Azteca con un inmueble a tres cuartos de su capacidad.

La afición dejó vacía gran parte de la zona general y las cabeceras además de que había varias tribunas sin ocupar en distintas zonas del coloso, como si fuera un juego de fase regular.
Quizá la cercanía del juego ante Cruz Azul hace apenas cuatro días, o las bajas temperaturas en la capital influyeron para tener un Estadio Azteca con una mejor entrada ante los felinos, un rival constante en fases definitivas.

Respecto a los precios, los boletos para la zona general, por ejemplo, costaron 200 pesos, el mismo precio que el juego ante Cruz Azul de los cuartos de final, duelo que se celebró apenas el domingo y que el inmueble lució lleno.

La gente de Tigres tampoco realizó una entrada como en otros partidos y su porra, aunque animada, ascendía a unos tres mil o cuatro mil seguidores reunidos en la cabecera sur, a los que se sumaban los que estaban distribuidos en otras tribunas.