AMLO dispuesto a todo por ganar 2018

El fundador, líder nacional y dueño absoluto del partido Movimiento de Regeneración Nacional mejor conocido como Morena, muestra otra vez que esta dispuesto a todo con tal de llegar a la presidencia y que al darse cuenta de que su discurso de hace más de doce años de la mafia del poder, de la honestidad valiente, de la calidad moral, no es suficiente para asegurar el triunfo el próximo 1ro de julio.

Hace algún tiempo el mismo Andrés Manuel en una reunión con empresarios ofreció a la “mafia en el poder” el no hacer una cacería de brujas de llegar a la presidencia, en pocas palabras les mandó la señal que no se preocuparan pues no serían juzgados y encarcelados. Esa declaración provocó que una buena parte de los seguidores del tabasqueño desde el 2005 hasta ese momento empezaran a marcar distancia y algunos finalmente alejándose tanto de Morena como del mismo AMLO. Todos estos que tomaron este camino no se fueron (o no nos fuimos) sin antes recibir una buena dosis de golpeteo de los militantes de Morena tanto en redes como en la misma vida diaria.

El día de ayer en un mitin en Quechultenango, Guerrero. López Obrador dijo que estaba dispuesto a declarar una amnistía con los líderes del narco de llegar a la presidencia con la intención de lograr la paz en México. Esta declaración es seria y va a tener consecuencias muy graves en gran parte del país pues se cae todo el teatro que montó tanto el Peje como su equipo durante muchos años de denunciar que X o Y gobernador pactaban con el narco o que eran narco gobernadores e incluso que Salinas, Fox, Calderón y el mismo Peña Nieto pactaron con los narcotraficantes a tal grado que financiaron sus campañas.

Denunció a decenas de gobernadores por hacer lo mismo que él pretende hacer como es el caso de Malova en Sinaloa, Osorio Chong en Hidalgo, Miguel Ángel Yunes en Veracruz, Humberto y Rubén Moreira en Coahuila, Estrada Cajigal en Morelos, Tomas Yarrington, Eugenio Hernández Flores y Egidio Torre Cantú en Tamaulipas, Arturo Montiel y Eruviel Ávila en Estado de México, Enrique Martínez y Martínez en Chihuahua, Fausto Vallejo en Michoacán, Manlio Fabio Beltrones en Sonora y muchos más.

Lo que tanto criticó por décadas del PRIAN ahora lo pretende hacer con tal de llegar al poder. No Andrés Manuel, está equivocado. Si México quiere un cambio es precisamente para acabar con ese cáncer, en el momento en el que usted ofreció cheque en blanco a los narcos automáticamente avala tanto al gobierno de Felipe Calderón como al de los gobernadores antes mencionados, al ofrecer la amnistía automáticamente manda al carajo a los casi 200,000 muertos por la guerra contra el narco, a los decenas de miles de desaparecidos, a los cientos de miles de jóvenes que se unieron al narco y que envenenan a millones de mexicanos con sus drogas.

Usted no es nadie para perdonar a quienes han asesinado a familias enteras, padres, madres, hijos, hijas, tíos, primos, compañeros de trabajo, vecinos, amigos. ¿Quién carajos se cree? Usted no tiene la autoridad para hablar por todos los afectados y mucho menos para dar borrón y cuenta nueva.

Lo que usted está ofreciendo es precisamente lo que no queremos y es que no exista justicia por todos los muertos, desaparecidos y desplazados. Si usted pretende gobernar México precisamente para avalar el genocidio de Calderón, con todo respeto usted un político siniestro que utiliza la bandera según le convenga como fue en su momento lo de la guardería ABC hasta que invitó a ex colaboradores del ex gobernador Eduardo Bours a Morena y de paso haciéndole el favor a los familiares de la esposa de Felipe Calderón involucrados en ese evento.

Lamentablemente sobrarán seguidores suyos para defenderlo aun cuando sepan que están defendiendo lo indefendible. Espero que usted no olvide esta declaración cuando el 2 o 3 de julio los números no le favorezcan como en 2006 y 2012, y de una vez por todas acepte que ni es la panacea, ni es diferente a los demás políticos y por dignidad (si es que le queda un poco) se retire sin hacer ruido.