Policía se niega a reprimir manifestantes durante toque de queda en Honduras

Cientos de agentes de la Policía de Honduras se negaron este lunes a hacer cumplir el estado de sitio y a reprimir a manifestantes de la oposición, que denuncian un fraude en las elecciones del 26 de noviembre.

Miembros de los “Cobras”, el escuadrón especial antimotines, apoyados por policías preventivos, salieron de sus barracas en el norte de la capital, para expresar su negativa a reprimir manifestantes y a hacer cumplir el toque de queda, tras una ola de manifestaciones post electorales que terminaron en violentos enfrentamientos.

Cientos de vecinos llegaron hasta el lugar para aplaudirles, algunos portando pancartas con leyendas como: “Amo a la Policía”.

“La verdad es que no queremos seguir peleando con el pueblo”, dijo un oficial, que cubría su rostro con pasamontañas.