Las ventas del iPhone X le amargaron la Navidad a Apple

El cierre de año no está tratando del todo bien a la empresa fundada por Steve Jobs, porque las ventas del iPhone X no están siendo las que tenía proyectadas.

Las reseñas de medios especializados lo definen como el smartphone más arriesgado de Apple hasta ahora, pero todo indica que el elevado precio y la carencia de verdaderas innovaciones tecnológicas frente a la competencia están desalentando hasta a los más fans de la marca.

Pero eso no es todo, porque –según Unocero– el principal aspecto en que la empresa de la manzana quiso diferenciarse de sus anteriores modelos podría estar siendo otro verdugo, ya que el cambio en el diseño, para hacerlo completamente de cristal, lo volvió mucho más vulnerable a los golpes y eso también le quita puntos ante los consumidores.

El portal cita una investigación del medio asiático The Economic Daily, según la cual las ventas del iPhone X estimadas por Apple debían alcanzar los 50 millones de unidades para el primer trimestre de 2018, pero los pronósticos del mercado indican que apenas llegarán a los 30 millones.

Más malos pronósticos para las ventas del iPhone X
Además de The Economic Daily, hay un par de fuentes especializadas en tecnología que también dudan que el producto estrella de Apple cumpla con las expectativas de venta de la compañía: La firma de análisis de datos Sinolink, prevé que llegué a los 35 millones de unidades vendidas para el primer trimestre del año nuevo, mientras que la firma JL Warren Capital es aún más pesimista, con un estimado de 25 millones.

Por supuesto que todo esto se trata de especulaciones, ya que la empresa dirigida por Tim Cook guarda celosamente sus reportes de ventas y aún no ha hecho pronunciamientos en torno a estos pronósticos.

UnoCero también refiere que los problemas de Apple no acaban aquí, ya que sus acciones y las de sus principales socios comerciales, como Pegatron, Genius Electronic Optical y Foxconn, han sufrido caídas en el índice Dow Jones. Tan sólo para este martes 26 de diciembre, tras el asueto navideño, los valores de Apple habían caído en 2.6 %.

Lo que está por verse es si esta baja en las expectativas de venta (de confirmarse) orillará a la empresa a hacerle modificaciones sustanciales a su siguiente dispositivo, principalmente para darle una mayor resistencia en la parte trasera, que es lo que ha generado mayor polémica entre fans y haters.