Javier Corral se reunió con SEGOB para dialogar y resolver las demandas de Chihuahua

Javier Corral Jurado, gobernador de Chihuahua se reunió con el secretario de gobernación, Alfonso Navarrete Prida para abordar las dos demandas que hace el gobierno de Chihuahua.

Ambos temas se han puesto en el debate nacional, por un lado, la extradición del exgobernador de Chihuahua, César Duarte, como lo ha solicitado la Fiscalía General del Estado; y el tema de los recursos indebidamente retenidos por parte de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP) como represalia por las investigaciones en materia de anticorrupción que ha realizado la actual administración de Chihuahua, señaló Javier Corral.

Tanto el gobernador de Chihuahua como el secretario de gobernación iniciaron un diálogo abierto, en el que Javier Corral espera que se solucione con la satisfacción de estas dos demandas.

Primero la extradición de César Duarte, lo que demanda el gobierno de Chihuahua es un proceso sin simulaciones, sin limitaciones como lo planteó la Secretaría General del estado.

“Queremos que se presenten las 10 órdenes de aprensión que contienen en el expediente presentado por la Fiscalía General del Estado y, sobre todo, que sea una solicitud de detención inmediata con fines de extradición”, resaltó Corral.

Paola Rojas le cuestionó si considera una simulación ese proceso de extradición, a lo que Corral respondió que solo lo extraditan por tres órdenes, y no las 10 que la Fiscalía demanda.

“Nosotros no solo queremos la pena máxima para el exgobernador”, dijo Corral y agregó que buscan la reparación del daño al patrimonio de Chihuahua mediante una recuperación, aseguramiento y embargo de las propiedades del exgobernador que han quedado registrados en los expedientes que judicializaron los jueces de la entidad y que componen esa documentación.

En el caso de la segunda demanda, que se depositen los recursos que ya estaban convenidos y corresponden a 900 millones de pesos, a lo que el gobierno ha señalado de represalia.

En la reunión del 4 de enero que tuvo con el secretario de Hacienda, lo que buscaban era conocer el alcance de la investigación, tal como lo reconoció Miguel Messmacher, subsecretario de SHCP en una entrevista radiofónica y declaración que Corral tiene certificada ante notario.

Por otra parte, Paola Rojas cuestionó si la “Caravana por la Dignidad” era un activo para la campaña de Ricardo Anaya, candidato de la coalición “Por México al Frente”, a lo que Javier Corral rechazó.

Asumió que dicha caravana sí tienen una significación política, pero no tiene fines electorales y no pretenden sumarse a una campaña, situación contraria a lo que ha acusado el gobierno federal de forma deshonesta, aseguró el gobernador.

“Lo que estamos haciendo es llamar la atención de la ciudadanía con este recorrido, llamar a la solidaridad en México, que volteé su mirada a Chihuahua” destacó Corral.