Indagan fusión de Interacciones y Banorte

En conferencia de prensa, en la que informó sobre el estado de resultados de la institución financiera, Rojo Macedo, explicó que la derrama crediticia al cierre de 2017 alcanzó un saldo de 116 mil 807 millones de pesos, podría registrar un aumento de entre 33 y 35 por ciento.

Según Carlos Rojo, director general de Grupo Financiero Interacciones, el banco resultante no tendrá poder de mercado en el financiamiento a entidades públicas, una de las fortalezas de estas firmas.

En videoconferencia desde Monterrey, Nuevo León, el banquero dijo que este año se espera que el crédito hipotecario y automotriz crezcan 14 por ciento a tasa anual, en tanto el resto de los productos financieros avanzarían cerca de 10 por ciento, es decir, ambos indicadores por arriba de lo que crecería la economía.

El directivo señaló que 2018 será un año positivo para el banco, favorecido por el proceso electoral que cíclicamente detona proyectos de infraestructura.

“En las elecciones el pueblo va a escoger y el que escoja está bien porque lo hizo de una manera democrática; y lo vemos bien, y en cuanto al TLCAN parece ser que en el mejor de los casos sabremos cómo termina el próximo año”, indicó.

Detalló que de los siete mil 500 cajeros automáticos pasarán a nueve mil al cierre de este año; en tanto, en términos de sucursales, el directivo aclaró que crecerán poco, actualmente el grupo cuenta con mil 200 y la intención es relocalizar algunas de las sucursales.

Además, la cartera vigente tuvo un crecimiento de 28 por ciento, con 31 mil 943 millones de pesos, comparados con los 24 mil 965 millones de pesos del año anterior.

Carlos Rojo agregó que los bancos ya presentaron las solicitudes formales a la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) y la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas para su fusión con el grupo financiero Banorte, que preside Carlos Hank González, hijo de Carlos Hank Rhon, que a su vez preside Interacciones.